jueves, 26 de noviembre de 2009

FRITZ HAARMANN "EL VAMPIRO DE HANNOVER" (ALEMANIA)

Nombre: Friedrich "Fritz" Heindrich Karl Haarmann
Sobrenombre: El Vampiro de Hannover, El Carnicero de Hannover
Fecha de nacimiento: 25 de Octubre de 1879
Lugar de los asesinatos: Hannover
Pais: Alemania
Fecha de los asesinatos: 1920-1924
No. de Victimas: 27-+50 asesinatos
Tipo de victimas: Niños y Hombres jovenes (entre 10 y 23 años)
Tipo de Asesino: Sadico, Carnicero, Vampiro, Canibal
Modus Operandi: Recogia a sus victimas en las estaciones de autobuses, les prometia trabajo y comida, una vez en su bodega, los violaba y los estrangulaba, despues les mordia en la traquea para beber su sangre y finalmente los descuartizaba y vendia la carne humana como si fuera de cerdo, tambien hacia embutidos con ella.
Captura y condena: Arrestado el 22 de junio de 1924, junto a su complice Hans grans (24).
Informe final: Fue ejecutado en la guillotina el 15 de Abril de 1925. Hans Grans estuvo preso 12 años.
.
Biografia Completa.

4 comentarios:

zerouno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
zerouno dijo...

joder, parece el padre de otro hijoputa serial-killer, adolfo hitler, el peinado, el bigote, si señor, este cabrón, creo escuela.Unsaludo zerouno

casto dijo...

Personalmente, prefiero la denominación "carnicero" para Fritz Haarman. Porque es la que he oído toda mi vida. Si bien los alemanes hablan de él como "der Schlächter von Hannover" (El Carnicero de Hannover) también utilizan "der Werwolf" (el hombre lobo) y "der Vampir" (el vampiro) Pero "vampiro" sólo nos habla de su fascinacion por la sangre, mientras que Friedrich Haarman se remanga hasta los codos y deshuesa a sus víctimas, dispone de la carne y de los huesos, y trafica con todo ello en el mercado, asegurando que es de cerdo o de caballo(de ahí el apelativo de carnicero). Resulta atractiva la denominación "Vampiro", puesto que parece maligna. Pero a mi se me queda corta. Imaginando a Haarman en plena hambruna europea, pagando sus deudas con chuletas de carne humana, no me merece otro apelativo que CARNICERO puro y duro. La madre de todos los carniceros malignos que ha habido.
Como siempre, un fantástico trabajo.

Clau Ap dijo...

Jaja quizás era el look de moda...